TRIATLÓN DE LA MUJER 2013

Esta prueba la considero aconsejable para una primera toma de contacto con el triatlón, son distancias asequibles que te van dando idea de lo que puede suponer el esfuerzo, dedicación y entreno de un triatlón de mayor distancia. Personalmente, aprendí bastante aunque soy consciente que aún me queda muchísimo por saber.

Era la primera vez que viajaba expresamente para hacer una prueba y me gustó, puedo decir que sin duda, la repetiré.

 Fui tranquila, simplemente quería ver cómo era, casi no tenía nervios, hasta que la mañana del domingo empecé a preparar lo que iba a usar…ahí ya noté que llegaban las dudas, ¿podré aguantarlo? Uf, hacer los tres deportes a la vez y lo más rápido que pueda…¿tardaré mucho en terminar? ¿me caeré con la bici?... al final, tiras para delante y te dices a ti misma: venga!! A por el dorsal que todo sale!! Y a disfrutarlo!

Sin darme cuenta ya lo tenía todo en el box, tan sólo quedaba esperar a la cámara de llamadas.

Tuvimos suerte porque el mar estaba bueno,la natación fue bastante bien, me pareció muy rápida y “civilizada” ni un codazo, ni un tropiezo, sin darte cuenta estás en la playa.

La transición a bici para mi fue dura, lo de correr no es lo mio, y se notó la subida hasta llegar a recoger la bici.

El recorrido del segundo segmento era sencillo, bien señalizado y tenía un par de buenas subidas, hay que tener en cuenta que esta prueba es de iniciación y muchas de nosotras estamos aprendiendo, por eso digo lo de “buenas subidas”…pero el ánimo que nos íbamos dando entre nosotras hace que se pase un rato más ameno.

Los últimos metros son en bajada por lo que vas soltando piernas para la carrera a pie. Yo me olvidé hasta de tomar agua, menos mal que la organización estuvo en todo y pusieron avituallamiento al terminar la bicicleta, porque si por mi hubiera sido….hubiera llegado deshidratada, lo bueno es que una para ver y otra para aprender, asi que lo tendré en cuenta para la próxima vez.

Llegas a la línea de desmontaje y solo quedaban los 2 kilómetros corriendo, pensé: esto en un momento está liquidado. No sé por qué tenía en la cabeza que era solo una vuelta, así que me llevé una sorpresa cuando yo pensaba entrar en meta y me indicaron que aún quedaba un poco más para acabar. Me dio rabia, no se puede tener estas confusiones. En ese momento, los ánimos de mi gente y de las compañeras que estaban corriendo fueron claves. Otra subida más y ¡qué satisfacción pasar por ese arco de llegada!

Al final, los esfuerzos tienen su recompensa.

Espero que se continúe apostando por estas pruebas y que la participación femenina en el triatlón vaya aumentando. Así que se agradece muchísimo al Club de Triatlon Finisher por darnos esta oportunidad y a toda la gente que acudió. Espero verlos el año que viene. 

 

PATRICIA FARIÑA

 

PATROCINADORES OFICIALES

COLABORADORES