IRONMAN LANZAROTE SEGÚN WICHO

El pasado 18 de Mayo se celebró la 22 edición del IRONMAN de  Lanzarote prueba mítica dentro del calendario de la larga distancia.

El día comenzaba bastante temprano a las 05:30 casi la totalidad de los participantes ya dentro del box de bicicleta, comprobación de aire, colocación de geles, barritas y bidones, ver que estaba todo en perfecto estado.

El ambiente estaba tenso, tanto que casi se podía cortar, los nervios empezaban aflorar, aunque éramos 1800 cada uno sólo hablaba consigo mismo, repasando todo por última vez.

Ya debajo del los arcos de salida cada uno comienza a colocarse donde cree que es la mejor posición para su natación, son las 06:45 y ya está todo vendido, no hay vuelta atrás, llegó el gran día.

Con puntualidad inglesa a las 07:00 suena la ansiada bocina y comienza la prueba, una vez en el agua todos teníamos un objetivo “la primera bolla” para luego intentar colocarte donde no te molestasen mucho aunque iba ser casi imposible.

Un vez terminado el segmento de la natación toca dar pedales y la verdad es que la mañana pintaba bastante fea para andar en bici (lluvia, viento) pero bueno, teníamos todo el día para concluir esto, por lo que ¡¡¡¡¡PRISA!!! Había poca.

Pasaban las horas y el tiempo comenzaba a mejorar, comenzabas a ver a alguno con  problema en la bicicleta. Tras unas horas dando pedal llegábamos a Tegüise y para el que conoce la prueba esto significaba el comienzo de lo duro  “HARIA y EL MIRADOR DEL RIO” pero como si de una fiesta se tratase la gente estaba toda en la calle para darte ánimos, para darte aliento” Dios que grande” toda un isla volcada con esta prueba, es impresionante vivirlo.

Pasados los dos puertos comienza lo que para mi es una zona jodida “La autovía” menos mal que cuadró con viento de cola, lo que la hacía más llevadera.

Cuando eran aproximadamente las 14:45 comienzo el último segmento mi tan esperada carrera, comienzo mal, la bici me pasó factura pero en mi mente sólo cabía

el hecho de terminar.

Camino bastante durante la primera parte de la carrera hasta que comienzo a buscar un pequeño ritmo que me ayudase a despegar y comenzar a trotar y así paso el tiempo hasta que después de 5 horas pasé por el arco de meta y logré realizar un sueño.

 

PD: Agradecer a toda la gente que me animó antes, durante y después de la prueba y en espacial a los compañeros Rubén y Vicente, que se desplazaron a la prueba para animarnos tanto a Juan David como a mí.

 

ANGEL LUIS SANTOS

 

PATROCINADORES OFICIALES

COLABORADORES